San Gregorio y San Juan celebran la apertura de dos nuevas fruterías en la ciudad

Telde, a 27 de junio de 2024. La emprendedora Libertad Benítez y, en paralelo, los hermanos Elisa y Manolo Santana han elegido Telde recientemente para establecer sus nuevas ideas de negocio. Así, si bien se han leído el pensamiento a la hora de dar vida a una frutería-verdulería familiar, que apueste por los productos de kilómetro cero y una gran variedad de artículos artesanales de las Islas, cada uno se ha decidido por un barrio de la ciudad. Mientras los primeros han abierto sus puertas en San Juan, bajo el nombre de Ajo y agua, Benítez lo ha hecho en San Gregorio con su establecimiento llamado Tilico, visitados recientemente por la concejala de Desarrollo Local, Nayra Navarro.

Ambas tiendas locales coinciden por su cercanía, por la escucha activa con el cliente y por la prioridad que dan a los productos de la tierra canaria. Desde quesos, pan de puño de Amaro -considerado uno de los diez mejores panes nacionales y el único que ostenta este puesto de Canarias-, mieles pura de abeja autóctona, o mermeladas hechas por artesanos de las Islas, entre otros.

Así, mientras en Tilico se busca siempre la hortaliza más cercana para ofrecer a su clientela la mayor calidad, cabe destacar que sus propietarios albergan unos 70.000 metros cuadrados de tierra donde cosechan papas, calabacines o cebollas, entre muchos más productos. “En poco tiempo nos hemos hecho con una clientela fija, algo que ponemos en valor”, puntualizan sus responsables.

Por su parte, Ajo y agua garantiza artículos nuevos cada mes, de manera que próximamente se podrá adquirir un gran variedad de infusiones y helados artesanales. De momento, triunfan con el zumo de tuno indio, “que es una inversión para la salud”, asegura su propietaria, y del servicio telefónico que proporcionan con el fin de tener siempre en tienda los productos que les solicitan y garantizar que las cajas con sus pedidos frescos estén preparadas cuando lleguen a recogerlas.

“Que los empresarios sigan apostando cada vez más por Telde para abrir sus negocios es la mejor prueba de que la ciudad avanza, de que inspira confianza y de que el desarrollo local ha cogido impulso”, explica Nayra Navarro. “Enhorabuena a Ajo y agua y a Tilico por su apertura y desde el gobierno local les deseamos la mayor de las suertes para que sigan proporcionando valor y productos de calidad a nuestro municipio”, concluye la edil.