Telde aprueba por unanimidad un convenio con la Consejería de Educación para que financie hasta un 66% las plazas de las escuelas infantiles

Telde cumple por primera vez en 15 años todos los indicadores de la auditoría económica del Gobierno de Canarias

Telde, 27 de octubre de 2022.- El Pleno aprobó este jueves, por unanimidad, la suscripción de un Convenio Específico de Cooperación entre el Ayuntamiento de Telde y la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, por el que se regula la adhesión al convenio marco suscrito por la Consejería con la Federación Canaria de Municipios (Fecam). En él se establece el régimen de gestión y financiación compartida de las escuelas de educación infantil de titularidad municipal, que imparten el primer ciclo, es decir, hasta los tres años. Gracias a este acuerdo, aportará un 66% para las plazas de familias vulnerables y la mitad del coste para las familias con mayor renta.

Este convenio, que puntualiza la financiación que aporta la Consejería a Telde, fue elevado a la sesión plenaria por la Concejalía de Servicios Sociales, que dirige Diego Ojeda, y será posteriormente rubricado por la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, y la consejera de Educación, Manuela Armas.

Con él, el Consistorio se suma a este convenio marco de la Fecam, firmado en diciembre de 2021, por lo que los efectos de la financiación compartida se aplicarán desde el 1 de enero de 2022 e incluyen a las tres escuelas infantiles, las de Jinámar, La Herradura y Las Remudas, que suman 392 plazas autorizadas.

Carmen Hernández puntualizó que este acuerdo es un gran avance, ya que se recupera la financiación de la comunidad canaria para una etapa educativa fundamental que sienta las bases de la igualdad de oportunidades, promueve el desarrollo cognitivo y emocional del menor, reduce el riesgo de abandono escolar y facilita la conciliación familiar y laboral.

Recordó que el Decreto Ley del Gobierno de Canarias de 2020 marcó “un antes y un después”, porque despejó cualquier duda jurídica sobre si los ayuntamientos podían o no gestionar escuelas infantiles, ya que este decreto autoriza y concede las competencias, transferidas, para que puedan gestionarlas.

Hernández sostuvo también que es un “paso al frente” del Gobierno para asumir su responsabilidad en la educación de 0 a 3 años, que es su competencia original, porque ayuda a la financiación de las plazas y el resto se distribuye entre los ayuntamientos y las familias, en función de su renta. Y puntualizó que se trata de un “servicio público esencial”.

Cabe recordar que el objetivo primordial del Ayuntamiento de Telde al reabrir las tres escuelas infantiles tras permanecer siete años cerradas es el interés general y el desarrollo integral de los menores de entre 0 y 3 años, sin olvidar que este recurso de carácter educativo constituye además una herramienta para la conciliación familiar y laboral, y ayuda a compensar desigualdades económicas entre las familias de barrios con índices altos de vulnerabilidad social.