La Escuela de Ciudadanía fomenta en Jinámar la participación de los vecinos y colectivos en las acciones públicas

 

Telde, 16 de febrero de 2022.- La Escuela de Ciudadanía fomentará en Jinámar la participación activa de los vecinos y de los colectivos en la actividad pública, sumándose así a los recursos socioeducativos con los que cuenta este barrio teldense.

La alcaldesa, Carmen Hernández, el consejero de Presidencia, Teodoro Sosa, el responsable de Relaciones Institucionales de la Asociación Canaria de Universidades Populares, José Luis López, y el director insular de Participación Ciudadana, Jorge Artiles, presentaron este miércoles esta iniciativa impulsada por el Cabildo grancanario y la Universidad Popular de Jinámar, en colaboración con el Ayuntamiento de Telde.

Se trata de un espacio de capacitación, aprendizaje y sensibilización comunitaria, en el que se ofrecerá formación en competencias básicas para fomentar la gobernanza pública participada por una ciudadanía corresponsable y colaborativa, y fortalecer así la cultura y educación democrática en la comunidad de Jinámar.

La alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, aseveró que con la Escuela de Ciudadanía “se amplían los recursos que trabajan en este barrio a través del Plan Integral del Valle de Jinámar y da un paso para crear una sociedad más justa e igualitaria, dando la posibilidad a la ciudadanía de que se forme y participe de forma activa en la toma de decisiones”. Con acciones como estas, dijo, “se fomenta la gobernanza a la vez que se les brinda la oportunidad de formarse en diversos ámbitos”.

“El Gobierno de Gran Canaria tiene la firme voluntad de empoderar a la ciudadanía y sus organizaciones para que contribuyan a hacer más eficientes y eficaces las intervenciones públicas”, afirmó el consejero de Presidencia, Teodoro Sosa.

Con este objetivo, la Dirección Insular de Participación Ciudadana y la Asociación Canaria de Universidades Populares, con la colaboración del Ayuntamiento de Telde a través de la empresa municipal Fomentas, han promovido el proceso de diseño participativo de esta Escuela de Ciudadanía de Jinámar, en el que se han implicado el Plan Integral del Valle de Jinámar, la Coordinadora de Recursos Jinámar-Marzagán, el Centro de Educación para Adultos de Jinámar (CEPA), Radio ECCA, colectivos sociales y líderes vecinales y estudiantiles.

Sosa manifestó la confianza del Cabildo grancanario en que “esta iniciativa que inicia su andadura fortalezca a la ciudadanía y a los colectivos sociales del Valle de Jinámar a través de la formación en competencias básicas, el diálogo inclusivo y participativo entre actores sociales, y el fomento de relaciones sólidas y de confianza entre organizaciones sociales, líderes de opinión e instituciones competentes. En definitiva, que esta Escuela de Ciudadanía sirva para hacer ver a los vecinos que sus opiniones, expresadas a través de cualquiera de los mecanismos democráticos de participación ciudadana, contribuyen a mejorar su entorno y su calidad de vida, y a crear una comunidad más cohesionada y feliz”.

Por su parte, Jorge Pérez Artiles recalcó que esta Escuela de Ciudadanía, que se enmarca en la Universidad Popular de Jinámar, “nace con una vocación participativa, abierta e innovadora, y abordará aspectos relativos a habilidades sociales, desarrollo personal, herramientas digitales, deberes y derechos de la ciudadanía, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las dinámicas personales y colectivas”. Asimismo, hizo hincapié en que el centro “seguirá construyéndose de forma abierta, atendiendo a las necesidades que se vayan identificando y promoviendo desde la ciudadanía y los colectivos sociales activos en el Valle”.

Inicialmente, la programación de la escuela está destinada a públicos y necesidades distintas, con el fin de atender tanto a los agentes involucrados en el desarrollo socio-comunitario de Jinámar y a sus colectivos, como a las personas que allí residen.

De este modo, se atenderán todas las necesidades que se identifiquen en cuanto al fortalecimiento del asociacionismo, por medio de la gestión de proyectos, el trabajo participativo y colaborativo, la creación y dinamización de redes de colectivos y personas, la gestión de voluntariado, la incorporación de la perspectiva de género, y la gestión de redes sociales y comunicación, entre otros aspectos.

Además, se procurará la mejora de habilidades y competencias, y el crecimiento personal de las y los participantes, mediante orientación e inserción socio-laboral, alfabetización digital, cuidado animal, gestión de privacidad en redes sociales, nutrición saludable, manejo en reuniones grupales y comunitarias, reducción de desigualdades de género, gestión de grupos de escucha y gestión de derechos básicos (vivienda, IMV, Renta Canaria de Ciudadanía, Bono Social Eléctrico, entre otros).