El Pleno de Telde aprovecha su última sesión de 2021 para aprobar inicialmente varias ordenanzas municipales

 

Telde, a 27 de diciembre de 2021.- El El Pleno de Telde concluye el año con la aprobación inicial de diferentes ordenanzas municipales, avanzando así en su proceso habitual a la fase de exposición pública para que, posteriormente, se proceda a su aprobación definitiva tras la recogida de alegaciones que se presenten durante el mes en el que podrá ser consultado en la página web del Ayuntamiento de Telde.

El primero de los documentos aprobados es el del proyecto que regula la prestación patrimonial de carácter público no tributario del servicio de apuntadores/coordinadores vinculado al servicio de taxis en el Aeropuerto de Gran Canaria, un texto impulsado por la Concejalía de Transportes, dirigida por Agustín Arencibia. Se trata de una ordenanza cuya creación está incluida en el convenio interadministrativo entre los ayuntamientos de Telde e Ingenio para la gestión del servicio público y cuya finalidad es la regulación conjunta del mismo.

Así, entre los puntos más destacados resalta la regulación del importe a asumir anualmente y que debe ser abonado por las 233 licencias de auto-taxi del municipio de Telde, cantidad correspondiente al 60% del total del coste del servicio, tal y como se ha acordado con el municipio colindante.

La segunda ordenanza municipal aprobada de manera inicial en la sesión plenaria de este lunes, e impulsada de manera coordinada por las áreas de Medioambiente y Recogida de Residuos y Limpieza Viaria, dirigidas por Álvaro Monzón y Eloy Santana, respectivamente, es la reguladora de la Protección del Medioambiente y de los Espacios Públicos en relación con su Limpieza y Gestión de los Residuos. Se trata de un texto enriquecido ya con las aportaciones recogidas por los diferentes grupos políticos y que ahora la ciudadanía podrá consultar en la página web del Ayuntamiento de Telde.

Cabe recordar que el texto tiene por objeto la regulación, en el ámbito de las competencias del Ayuntamiento, de todas aquellas conductas y actividades dirigidas a la limpieza de los espacios públicos y privados, así como al depósito, recogida, transporte y en su caso, entrega a gestor autorizado o al Cabildo Insular de Gran Canaria para el tratamiento de residuos municipales, respetando los principios de jerarquía: prevención, reutilización y reciclado, entre otros aspectos.

Así, la nueva ordenanza se adapta, por ejemplo, a la regulación sobre la gestión de neumáticos fuera de uso, los riesgos de exposición al amianto, las competencias de las administraciones locales en el tratamiento de residuos sanitarios, etc.

Por último, el Pleno aprobó también en esta sesión ordinaria del mes de diciembre las ordenanzas que regulan el servicio de ayuda a domicilio, tanto en lo relativo a su acceso como a su precio público, impulsadas por la Concejalía de Servicios Sociales, que dirige el edil Diego Ojeda. Esta ordenanza, que avanza a la siguiente fase de exposición pública y en la que se han incluido las aportaciones oportunas, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la ciudadanía que está en situación de dificultad social, así como prevenir y evitar el internamiento de las personas para que, con la aplicación de este recurso, puedan permanecer en su medio habitual.

Asimismo, se pretende favorecer en los usuarios el desarrollo de capacidades personales y de hábitos de vida adecuados, y procurar la mejora de las condiciones de convivencia de los mismos en su grupo familiar y su entorno.  Por otro lado, con esta ordenanza el Consistorio quiere favorecer la participación de la persona usuaria en la vida de la comunidad; colaborar con la familia en los casos en los que ésta, por sí misma, no pueda atender totalmente las necesidades de la vida diaria de la persona usuaria; atender situaciones coyunturales de crisis personal y familiar; apoyar a las personas cuidadoras en su relación de cuidado y atención; y promover la reducción de las desigualdades entre mujeres y hombres mediante la eliminación de los roles y estereotipos de género, así como avanzar en una mayor corresponsabilidad de la red familiar en el cuidado de las personas dependientes.