El Pleno aprueba de manera inicial la ordenanza reguladora de los árboles singulares y el primer catálogo de estos ejemplares

Telde cumple por primera vez en 15 años todos los indicadores de la auditoría económica del Gobierno de Canarias

Telde, a 29 de septiembre de 2022.- El Pleno de Telde aprobó este jueves de manera inicial la ordenanza municipal reguladora de los árboles singulares y el primer catálogo de estos ejemplares en el municipio con su ficha definitiva.
Este documento tiene como objetivo reconocer las especies únicas -por diferentes características-, catalogarlas y protegerlas como parte del patrimonio natural de la ciudad.

Tras su aprobación en la sesión plenaria del mes de septiembre, se abre un plazo de 30 días de información pública y audiencia a los interesados para la presentación de reclamaciones y sugerencias, mediante anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de Las Palmas, así como en el Tablón de Anuncios y en la web del Ayuntamiento.

El documento, elevado por la Concejalía de Medioambiente, que dirige el edil Álvaro Monzón, está conformado por 26 artículos y dos disposiciones finales en los que se promueve el patrimonio vegetal de Telde en coherencia con el acuerdo plenario del mes de junio de 2020.

El trabajo técnico de campo reconoce a 29 especies vegetales que merecen una protección especial por diferentes motivos, ya sea por su belleza, por haber tomado formas extrañas y únicas, por su tamaño inusual, por haber sido plantados por personajes célebres o por tener un papel simbólico en la ciudadanía.

Monzón destaca la importante coordinación con la consejería de Medioambiente del Cabildo de Gran Canaria, ya que se pretende avanzar en la protección y divulgación de los árboles monumentales y singulares de Telde, tanto de interés insular como local.

Cabe destacar que los árboles son beneficiosos para el medioambiente porque modelan las temperaturas, mejoran la calidad del aire, protegen del viento y las lluvias, evitan la erosión del suelo, restablecen la armonía natural y ayudan a reducir el efecto invernadero.

Además, se han constituido como ‘sumideros de carbono’, lo que contribuyen a mitigar los efectos del Cambio Climático. Por este motivo, este trabajo se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, en la búsqueda de ciudades más sostenibles y ecosistemas naturales ricos en biodiversidad.