El Mercadillo de Jinámar se convertirá en uno de los ejes urbanos del barrio y contará con zonas de sombra, más aparcamiento y una mejor accesibilidad

 

Telde, 11 de febrero de 2022.- El Ayuntamiento de Telde quiere que el Mercadillo de Jinámar se convierta en un espacio céntrico dentro del barrio y que se interrelacione con los recursos sociales, educativos y de otra índole de este núcleo, ofreciendo a la ciudadanía un recinto adaptado a las necesidades actuales, más segura y adaptada.

El concejal de Mercados y edil de Distrito Jinámar, Servando González, acompañado de las arquitectas encargadas de elaborar el documento, está manteniendo estos días reuniones con los comerciantes de este mercadillo para darles a conocer las principales propuestas del Plan Director que marcará el futuro de este espacio y su relación con su entorno. Asimismo, ha trasladado la información a los portavoces de los partidos políticos que tienen representación en el Salón de Plenos y no forman parte del Gobierno local.

Servando González recuerda que el Ayuntamiento de Telde cuenta en este momento con una subvención de 350.000 euros de la Dirección General de Comercio y Consumo del Gobierno canario para la elaboración de este proyecto y ejecutar una primera fase del mismo. Inicialmente se acometerá la mejora de los espacios ya existentes, la renovación integral y ampliación de los mismos, adaptándolos a la normativa de accesibilidad, el tratamiento cromático y la mejora de la oficina, del fluido eléctrico, las aceras y del pavimento.

Además, se comenzará a trabajar para convertir el espacio en un entorno más amable con la plantación de árboles en la trasera del muro, que coincide con el final de la ladera del CEIP Pedro Lezcano, lo que ayudará a evitar el corrimiento de tierra y agua en época de lluvias. Servando González explica que “la plantación de árboles ayudará a ir creando de zonas de sombra este espacio y su entorno para el descanso de los visitantes, junto a la dotación de mobiliario urbano destinado a este fin”. También se mejorará la infraestructura de recogida de aguas pluviales para reducir el riesgo de inundaciones.

Ahora, añade, “se elaborará un proyecto amplio que recoja no solo las intervenciones que se realizarán este año con esta subvención, sino el resto de las actuaciones futuras basadas en este plan director, para las que se optará a diferentes líneas de financiación municipal o supramunicipal, garantizando así la continuidad de este espacio y el compromiso de la Administración con esta infraestructura y el tejido comercial del mismo, y las familias usuarias”.

“Se propone un área básicamente peatonal, con espacios libres de diferente configuración, con servicios zonas destinadas a diversos usos por parte de la ciudadanía, contribuyendo así a la diversificación de actividades colectivas e incentivando la interrelación con las dotaciones cercanas”. detalla el edil.

El edil de Mercados y Distrito Jinámar destaca “la buena aceptación por parte de los comerciantes con el Plan Director y con el compromiso de la Administración local de convertir este mercadillo en un espacio moderno, más atractivo y seguro, lo que redundará no solo en las familias cuya actividad laboral gira en torno a esta infraestructura, sino en el desarrollo social y económico de todo un barrio”.

Diagnóstico previo

El de Jinámar es uno de los 34 espacios recogidos en la Red de Mercadillos de Gran Canaria y tanto por su alto volumen de puestos como por su situación singular en la cercanía de las dos ciudades más pobladas de la Isla, su accesibilidad y su oferta amplia y diversa, es uno de los mercadillos más relevantes de esta red.

En concreto, en este espacio cuya superficie ronda los 15.000 metros cuadrados se distribuyen 114 puestos, entre los que destacan por número los dedicados a ultramarinos (31) y productos textiles, de calzado o complementos (64). En cuanto a la oferta de restauración, hay cuatro puestos con áreas de mesas en sombra.

Tras el proceso participativo, la empresa encargada de elaborar el Plan Director realizó un diagnóstico que contempla que las fortalezas de este mercadillo, como el alto nivel de accesibilidad, con alcance metropolitano e insular, la buena acogida y apreciación por parte de la ciudadanía y el impulso del Plan Integral del Valle de Jinámar.

Además, califica de oportunidades la creciente demanda de actividades en espacio libre, la capacidad que ofrecen los espacios vacantes colindantes con el ámbito del Mercadillo, como complemento de actividades para la ciudadanía y enriquecimiento del propio evento, la capacidad de interrelación con las dotaciones y equipamientos colindantes, la posibilidad de organizar eventos atractivos paralelos, las mejoras de accesibilidad contempladas en el Plan de Mejora de los Espacios Públicos del Valle de Jinámar y la posible incorporación de más puestos con ofertas distintas o complementaria.