ayuntamiento telde

Huertos Escolares "La Casa Verde"

 

Terreno plantado

El proyecto educativo huertos escolares del municipio de Telde, está enmarcado en el programa global de educación ambiental de la concejalía de medio ambiente del MI. Ayuntamiento de Telde. En una segunda fase se tiene previsto el poder prestar apoyo para mejorar o habilitar huertos escolares en los propios centros educativos.  

Este programa se lleva  a cabo en “LA CASA VERDE” (c/ cendro nº 2, Telde) en una finca propiedad del ayuntamiento de Telde, situada en el barrio de cendro a las afueras del casco urbano, cerca del cruce de los siete puentes, sobre lo que hace unos 500 años era un asentamiento aborigen. 

La superficie total es de casi una fanegada, con un terreno cultivable de alrededor de 3500 m2. Los caminos están bien delimitados, fácilmente transitables y seguros, ya que las zonas donde podría haber cierto peligro están valladas. En lo referente a infraestructura, cuenta con dos servicios, oficinas, cuarto de aperos, un aula, un estanque y un vivero (6 x 12 m).

 

Destinatarios. 

Los destinatarios serán, en principio, los alumnos del segundo curso de educación primaria de los colegios del municipio de Telde. No obstante, en determinados casos, escolares de otras edades participarán en las actividades, como es el caso de escuelas unitarias.

 

Finalidades educativas. 

La finalidad de este proyecto educativo, es desarrollar en los escolares los valores ambientales de respeto, cuidado y protección del entorno. Y ello mediante un acercamiento al medio natural a través de la actividad agrícola, de modo que a través del conocimiento de diferentes seres vivos, sus ciclos biológicos  y de las relaciones que se establecen entre ellos, del trabajo agrícola, etc. Los niños y niñas aprendan a valorar el entorno y desarrollen actitudes de respeto y de protección del mismo.

 

Talleres

Los talleres consistirán en unas exposiciones orales acerca de diversos temas de interés relacionados con los huertos: sus plantas y animales, las labores que se realizan en él, los oficios, la alimentación, etc. Las charlas podrán ir acompañadas de diversos medios audiovisuales, en la medida de lo posible.

En principio se proponen tres talleres, uno por cada visita, cada uno de las cuales abarca distintos temas relacionados entre sí, en torno a un concepto central. De esta manera el taller no se hace monótono y dado que los alumnos de este nivel tienden a captar la realidad que los rodea de forma global, la adquisición de los nuevos conocimientos se les antoja más sencilla. A medida que los colegios vayan visitando el huerto, podrán ir surgiendo nuevos talleres y temas que sean de interés para los escolares, o planteándose modificaciones a los ya existentes, de modo que se adapten mejor a los alumnos.

Terreno plantado